Asociación Farmacias de Comunidad presente en la Escuela de Farmacia de la UPR

Hace 100 años se fundó en el Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico la primera institución de enseñanza superior creada para el desarrollo de una profesión de salud. Su misión era formar a los farmacéuticos del país. Ese departamento es hoy día la Escuela de Farmacia, que este año celebra su centenario estrenando edificio y un programa de residencia en Farmacias de la Comunidad en Puerto Rico.

Desde su fundación, la Escuela de Farmacia fue pionera en la formación de profesionales de educación superior en el campo de la salud y su trayectoria la coloca como “ piedra angular de la clase profesional farmacéutica en Puerto Rico” .
El presidente de la UPR, Miguel A. Muñoz, reconocía -en los actos de inauguración del nuevo edificio- que la Escuela de Farmacia ha provisto “ una docencia de excelencia”  y ha legado a nuestro país “ profesionales con un desarrollo integral, altos criterios de calidad y valores que contribuyan a la transformación y progreso de nuestra sociedad” .

Los académicos son conscientes de la importancia de la atención farmacéutica y sus implicaciones para el cuidado de nuestra sociedad, puesto que proporciona un valor adicional al cuidado del paciente, y permite influir favorablemente en su salud.

“ La Escuela de Farmacia del Recinto de Ciencias Médicas de la UPR tiene un gran compromiso de continuar formando farmacéuticos con la competitividad profesional, la sensibilidad y el liderazgo para responder a los actuales retos en la atención al paciente, relacionados con su tratamiento farmacológico” , dijo el rector de Ciencias Médicas, Rafael Rodríguez Mercado.

Residencia en Farmacias de la Comunidad

De izquierda a derecha: Heriberto Ortiz, vicepresidente ejecutivo de Coopharma, Lcda. Marisel Menchaca, de Farmacias Marisel en Humacao, Ing. Rafael Muñoz, de Farmacia Vallemar y secretario de la Junta de la AFCPR,  Lcdo. Jorge Adorno, de Farmacia Giusti en Bayamón, Lcda. Santa Nieves, de Farmacia Giusti en Bayamón, Dra. Nilda Banchs, de Farmacia El Tuque en Ponce, Lcdo. Pedro Vanga, de Farmacia Vanga en Río Piedras, Lcda. Elda Sierra, de Farmacia Elda en Manatí y presidenta de Coopharma, María Isabel Vicente Mestre, directora ejecutiva de la AFCPR, y Elliot Pacheco Beauchamp, presidente de la AFCPR.De izquierda a derecha: Heriberto Ortiz, vicepresidente ejecutivo de Coopharma, Lcda. Marisel Menchaca, de Farmacias Marisel en Humacao, Ing. Rafael Muñoz, de Farmacia Vallemar y secretario de la Junta de la AFCPR, Lcdo. Jorge Adorno, de Farmacia Giusti en Bayamón, Lcda. Santa Nieves, de Farmacia Giusti en Bayamón, Dra. Nilda Banchs, de Farmacia El Tuque en Ponce, Lcdo. Pedro Vanga, de Farmacia Vanga en Río Piedras, Lcda. Elda Sierra, de Farmacia Elda en Manatí y presidenta de Coopharma, María Isabel Vicente Mestre, directora ejecutiva de la AFCPR, y Elliot Pacheco Beauchamp, presidente de la AFCPR.En 100 años, los programas de la Escuela de Farmacia han evolucionado y, actualmente, la Escuela cuenta con un programa doctoral en Farmacia y un Programa Graduado que ofrece grados de Maestría en Ciencias en Farmacia. También, posee un Programa de Residencia en Práctica de Farmacia Institucional, y en julio de 2012 inició el primer Programa de Residencia en Farmacias de la Comunidad en Puerto Rico.

 El programa doctoral profesional cuenta con el aval del Accreditation Council for Pharmacy Education, entidad que acredita los programas profesionales a nivel de los Estados Unidos. Durante su primer siglo, la Escuela de Farmacia ha graduado a sobre cinco mil farmacéuticos que se han destacado tanto en Puerto Rico como fuera de la Isla.

La decana de la Escuela de Farmacia, Wanda Maldonado, destacó la necesidad de construir las nuevas instalaciones “ para cumplir con nuestra misión de educar farmacéuticos y científicos que atienden los problemas de salud de nuestra población” .

El nuevo edificio

Veinticinco millones de dólares costó la construcción del nuevo edificio de 52 mil pies cuadrados distribuidos en cuatro salones de clase, equipados con tecnología de avanzada; un salón de conferencias y laboratorio de destrezas; tres salones para grupos pequeños de hasta 30 estudiantes con pizarras inteligentes; tres salones de reuniones, oficinas administrativas, 40 oficinas de facultad, un laboratorio de informática, y un laboratorio interdisciplinario de investigación. El complejo incluye una estructura aledaña que alberga la importante colección del Museo de Farmacia y Plantas Medicinales de la Escuela de Farmacia de la UPR.

Thomas Marvel y Cristina Cardalda, de Marvel & Marchand Architects, diseñaron la moderna estructura.

La relación de la AFCPR con la escuela se ha solidificado en los últimos años. La organización ofrece charlas en el curso sobre legislación, y los estudiantes participan en actividades de la convención anual de los dueños de farmacias de comunidad. Además, la Asociación le concede un premio en metálico al estudiante destacado en el curso de administración que se entrega el día de las premiaciones a los graduandos.

La escasez de farmacéuticos en Puerto Rico ha llevado a la AFCPR a pedir que se aumente el número de estudiantes que se admiten cada año.

La escultura

 Una escultura del artista Harak Rubio, donada por la Asociación Farmacias de Comunidad de Puerto Rico en el año 2008, ha sido colocada frente al nuevo edificio.

Desafío en nacimiento tituló el artista Rubio la escultura. La obra es el resultado íntimo de la constante observación que hace el artista de la naturaleza y sus procesos evolutivos. Utiliza el círculo como símbolo de los ciclos interminables de la muerte y el renacimiento que caracterizan nuestra existencia. Curiosamente, suele utilizar esta forma geométrica en sus obras sin jamás completarla, una ruptura que devela un juego visual en donde las líneas toman direcciones inesperadas. Esa desarticulación es una metáfora de la disociación que amenaza la relación del hombre con la naturaleza.

Además de la Asociación de Farmacias de la Comunidad y de Coopharma, los siguientes dueños de farmacias de comunidad contribuyeron para reunir los $40,000 que costó la escultura.

Farmacia Aguada Sr. Víctor García
Farmacia Ana Lcda. Julie Hurtado
Farmacia Arleen Lcdo. Roberto Peirats
Farmacia Betances Lcda. Ennie López
Farmacia Cintrón Lcdo. Herminio Cintrón
Farmacia del Centro Dra. María J. González
Farmacia del Pozo Sr. Steve Soto
Farmacia Dorado Lcdo. Mario Laureano
Farmacia El Tuque Dra. Nilda Banchs
Farmacia Elda Lcda. Elda Sierra
Farmacia La Aurora Lcda. Vixma I. Rodríguez
Farmacia La Concepción Lcda. Bruni Giuliani
Farmacia La Fe Reformada Lcdo. Raúl Quesada
Farmacia Laurel Lcdo. Erick Quiñones
Farmacia Litheda Lcdo. Juan A. Reynoso
Farmacia Merfi Lcdo. Eugenio Marrero
Farmacia Nueva Lcdo. Rafael Rueda
Farmacia San Antonio Lcda. Eteldreda Acevedo
Farmacia San José Lcda. Maria S. Marrero
Farmacia San Rafael Sr. Rafael Díaz
Farmacia Vallemar lng. Rafael Muñoz
Farmacia Yary-Am Lcdo. José Pérez
Super Farmacia Nelia Lcda. Ibis Longo