“Porque servir a la humanidad es la mejor obra de una vida”

La labor cívica del empresario pepiniano, Gilberto Ramírez Peña, ha sido reconocida al designar con su nombre al Centro Agropecuario de San Sebastián. El también dueño de la Farmacia Pepino, vivió para servir a su pueblo y a su país porque, como solía decir, “ servir a la humanidad es la mejor obra de una vida” .

 

“ Le agradecemos enormemente tan hermoso gesto que para nosotros tiene un gran valor y significado” , dijo la viuda, la licenciada Carmen Inés Sánchez el día que honraron a su marido.

Según dijo, su compañero de vida era tan especial que “ no parecía de este mundo” . “ Tus acciones son demasiado loables, tú nunca guardas rencor a nadie, en todo el que ves, ves un amigo, a todo el que puedes ayudar lo haces. No importa quién sea él no miraba a quién, él solamente pensaba que esa persona necesitaba su ayuda y ahí estaba. Gracias a ti Gilberto por enseñarnos que servir a la humanidad es la mejor obra de una vida” .

La Lcda. Carmen Inés Sánchez, viuda de Gilberto Ramírez PeñaLa Lcda. Carmen Inés Sánchez, viuda de Gilberto Ramírez PeñaFue el también pepiniano ex legislador novoprogresista, Luis Daniel Muñiz, quien propuso que, a modo de homenaje póstumo, se aprobara legislación para que la instalación municipal llevara el nombre de su compueblano, junto a quien participó en las primarias electorales del 2003. “ El, aspirando a representante por San Sebastián y yo aspirando a senador por San Sebastián, y los once pueblos que comprende el distrito de Mayagüez-Aguadilla” , acotó Muñiz.

“ Cuando el senador Luis Daniel Muñiz me dijo que iba a someter este proyecto yo le dije que apoyaba ese proyecto, porque hay que honrar a las personas que han hecho patria en este país. Lástima que muchas veces se les honra cuando ya no están” , recordó entonces, el alcalde de San Sebastián, Javier Jiménez.

Ramírez Peña, era maestro. Se licenció en Educación Secundaria. Enseñó Ciencias Sociales en la Escuela Superior de Las Marías, antes de ocupar algunos puestos en el Departamento de la Familia, del que fue director regional.

En 1982 estableció la Farmacia Pepino donde implantó servicios extendidos “ que la convierten en la farmacia más reconocida de San Sebastián” , según una semblanza leída por su hermana Leonilda, en la ceremonia en que se desveló un busto del empresario, en la Plaza del Mercado del pueblo que hoy lleva su nombre. La obra está firmada por el escultor Homar Ortiz, un pepiniano radicado en México.

 El presidente de la Asociación de Farmacias de Comunidad de Puerto Rico (AFCPR), Elliot Pacheco Beauchamp, elogió el sentido de pertenencia que imprimía Ramírez Peña a todo lo que hacía.

“ El sentido de pertenencia, el sentido de unidad, esa paz que nos brindaba es incalculable. Siempre estuvo dispuesto a darnos la mano. Fue como un puente, cuando había dificultades él ponía la paz. Él tenía un don especial de ayudarnos, un don de ser, es algo humano que ya no quedan personas como Gilberto” , sostuvo.

El ex senador Luis Daniel Muñiz, la Lcda. Carmen Inés Sánchez, viuda de Gilberto Ramírez Peña, y su hija Yanira Ramírez, doctora en Farmacia.El ex senador Luis Daniel Muñiz, la Lcda. Carmen Inés Sánchez, viuda de Gilberto Ramírez Peña, y su hija Yanira Ramírez, doctora en Farmacia. Pacheco Beauchamp recordó que la Farmacia Pepino fue, y sigue siendo parte, de Farmacias Aliadas y de la AFCPR. “ Me acuerdo de sus palabras. Llegaba primero que nadie a las reuniones y asambleas de la Asociación de Farmacias de Comunidad o Farmacias Aliadas. Siempre llegaba primero” .

El día del homenaje el alcalde Javier Jiménez y todos los convocados elogiaron generosamente el compromiso y el grado de responsabilidad social en toda gestión del homenajeado. El ejecutivo municipal decía que se le estaba rindiendo un tributo “ a un ser humano que en el transcurso de su vida sembró mucho. Un ser humano que a pesar de sus múltiples compromisos, y a pesar de toda la faena diaria, se preocupaba por todas las cosas. No tan solo de sus negocios y su familia, sino las de nuestro pueblo de San Sebastián” .

La Cámara Júnior Internacional, una organización de la que era miembro Ramírez Peña celebraba el 11 de diciembre, el día del civismo activo. Michael Rivera, vicepresidente internacional de las Américas de la Cámara Júnior de San Sebastián aprovechó la actividad para destacar que el empresario “ vivía el civismo activo” . “ No se trata de que el gobierno resuelva todos los problemas. También los problemas y las soluciones emanan de nosotros, y esa fue la vida de Gilberto” .

“ Es fácil criticar, lo difícil es tomar acción para buscar las soluciones a esos problemas. Uno lidera con el ejemplo, uno no cambia las cosas por opinar o criticar, las cosas se cambian con el ejemplo, con la acción” , reiteró.

Lo de convertirse en dueño de farmacia parece que se dio de manera natural o por influencia de su esposa, la farmacéutica Carmen Inés Sánchez. Dos hijas tuvo el matrimonio, Yanira, doctorada en farmacia y la abogada Karina Ramírez.

José A. “ Pepo”  Asencio, ex gobernador del Club de Leones, recordó que Gilberto fue gobernador del Distrito 51 Oeste del Club, y se distinguió “ por el servicio a las personas menos afortunadas” .

“ Ese fue su norte, estar envuelto en el servicio a las personas menos afortunadas. Él la extendió y la ejerció con gran habilidad, por lo que los Leones nos sentimos muy orgullosos de tener un compañero como Gilberto, digno representante de nuestra organización de servicio voluntario” , remató Rivera.

El Lcdo. Enrique ‘Nagib’ Sued, la Lcda. Carmen Inés Sánchez, viuda de Gilberto Ramírez Peña, y Elliot Pacheco Beauchamp, presidente de la AFCPREl Lcdo. Enrique ‘Nagib’ Sued, la Lcda. Carmen Inés Sánchez, viuda de Gilberto Ramírez Peña, y Elliot Pacheco Beauchamp, presidente de la AFCPRComo parte de su compromiso social y su visión empresarial, Ramírez Peña perteneció a decenas de organizaciones entre ellas: la Cruz Roja, la Asociación de Comerciantes del Pepino, Asociación de Farmacias de Comunidad de Puerto Rico, Centro Unido de Detallistas de Puerto Rico. Fue presidente del Consejo de la Industria Privada en el Consorcio del Noroeste.

También fue Director de Campaña del Hospital Oncológico Andrés Grillasca de Ponce, miembro de la Junta de Directores del Banco de Ojos del Leonismo Puertorriqueño y socio del Club Rotario y el Club de Leones de San Sebastián Incorporado, donde alcanzó la distinción de socio Melvin Jones. Fue gobernador del Distrito 51 Oeste y el primer Gobernador (León) de San Sebastián. Se le recuerda por sus ejecutorias y su proyecto, ‘Yo apadrino un niño, ¿y tú?’ .

“ Yo como alcalde de San Sebastián me siento muy honrado que uno de nuestros principales emblemas, como es la Plaza del Mercado, lleve su nombre. Cuando vengamos a la Plaza y veamos ese busto de Gilberto Ramírez Peña celebremos su vida, no lloremos su partida. ¡Que viva Gilberto!” , concluyó Jiménez.