AFCPR trae un soplo de unidad a la centenaria Cámara de Comercio

La lucha sin cuartel que libra la Asociación Farmacias de Comunidad de Puerto Rico (AFCPR) por sobrevivir en un campo minado por la competencia feroz de las cadenas de farmacias extranjeras, es para el presidente electo de la centenaria Cámara de Comercio de Puerto Rico, José M. Izquierdo Encarnación, el mejor ejemplo de lo que debe ocurrir en el seno de las organizaciones profesionales de Puerto Rico.

“ Los dueños de farmacias de comunidad representan lo que todos los empresarios del país están viviendo. La globalización tiene cosas muy buenas, pero la globalización también trae unos competidores a la isla y los ha traído, que como ustedes saben han afectado muchísimo al empresario pequeño puertorriqueño” , dijo Izquierdo Encarnación en un aparte con El Botiquín, minutos después de ser juramentado al cargo.

Nieto de farmacéutico, el ingeniero destacó la capacidad que ha desarrollado la Asociación para trabajar “ unidos”  en defensa de su gremio, incluso en momentos en que el gobierno impone nuevas cargas contributivas al empresario puertorriqueño que amenazan su propia existencia.

“ Yo creo que este grupo ha logrado resolver el problema uniéndose. Un ejemplo de unión, donde, somos competencia los pequeños farmacéuticos, pero unidos somos una gran fuerza. Que representa los intereses de un sector empresarial, de unos profesionales de Puerto Rico que son muy importantes para la salud del país” , reiteró.

Según Izquierdo Encarnación, la falta de unidad del empresario puertorriqueño se puso de manifiesto, precisamente, durante la discusión para la aprobación de la Ley de Ajuste y Distribución de la Carga Contributiva o Ley 40.

“ El sector privado no fue capaz de llevarle una solución al gobierno. Cada grupo fue con sus soluciones, todas inconexas y todo eso lo que abre es una brecha que el gobierno dice: pues si el sector privado no está de acuerdo, nosotros hacemos lo que nosotros enten-demos. Y yo creo que el sector privado es el socio más importante del gobierno para que el país eche para adelante” .

La nueva junta de directores de la Cámara de Comercio de Puerto Rico para el periodo 2013-2014.La nueva junta de directores de la Cámara de Comercio de Puerto Rico para el periodo 2013-2014.Sin embargo, para que el sector privado sea significativo en la vida del país, y por ende influencie positivamente al gobierno, “ el sector privado se tiene que unir” .

El presidente de la Asociación Farmacias de Comunidad de Puerto Rico, Elliot Pacheco Beauchamp, ocupa desde julio una silla en la Junta de Directores de la Cámara de Comer-cio, organización con la que ha trabajado desde antes de tener un puesto en la misma.

“ Hemos trabajado en un mano a mano con la Cámara de Comercio en los asuntos que tienen que ver estrictamente con la salud. Pero este año nos nombraron y nos dieron la silla” , comentó entusiasta Pacheco Beauchamp.

Según dijo, el presidente de la AFCPR llega a la organización a hacer alianzas con otros grupos de interés para adelantar las causas de los dueños de farmacias de comunidad en particular y del empresario puertorriqueño en general.

“ A eso venimos, a aunar los esfuerzos que hacemos en la Asociación con los diferentes sectores. La Cámara de Comercio cubre la industria local y también las extranjeras porque también están ahí representados algunos. Así que tratan de buscar ese balance y tratan de buscar nuevos ingresos, y también la Asociación busca enlaces con los diferentes sectores, ya sea la banca, ya sea el gobierno, en fin, lo que hacemos todos los días” , recalcó.

La unidad de propósitos fue el tema central del discurso del presidente del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Federico Hernández Denton, quien juramentó a la nueva junta de directores de la entidad.

La entrada de la Asociación Farmacias de Comunidad de Puerto Rico a la Cámara de Comercio, sin duda insufla nuevos aires a la organización. “ Yo tengo en mi corazón a las Farmacias de la Comunidad porque mi abuelo, el licenciado Natalio Encarnación fue fundador de la extinta Asociación de Dueños de Farmacia y luchó muchísimo por las droguerías, y las farmacias representan, precisamente, el poder del empresario puertorriqueño. Sobrevivir y ser exitoso en el ambiente agresivo en el que está el mundo entero” , concluyó.